El pulso por la reforma eléctrica se eleva tras la aprobación del Presupuesto de Egresos 2022

El pulso por la reforma eléctrica se eleva tras la aprobación del Presupuesto de Egresos 2022

La reforma eléctrica, que desmantela el modelo vigente y recupera el protagonismo estatal de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), se ha posicionado en el centro del debate político tras la aprobación del Presupuesto de Egresos 2022. La iniciativa estrella del presidente López Obrador es ahora también el as principal de la oposición para arremeter contra el Gobierno.

En un nuevo capítulo de este pulso, los legisladores del PRI, PAN Y PRD amagaron con rechazar la reforma eléctrica si los diputados de Morena y sus aliados –Partido del Trabajo y el PVEM– no aceptaban algunas de las 1.994 reservas presentadas sobre el dictamen del Presupuesto de Egresos de la Secretaría de Hacienda. Las advertencias fueron en vano, el pleno aprobó la madrugada de este domingo con 273 votos a favor y 214 contra y sin cambiar una coma a la propuesta del Ejecutivo, dejando la discusión de la reforma eléctrica en vilo.

Hasta ahora el PRI, consciente de su posición estratégica como tercera fuerza parlamentaria, había manejado una posición ambigua respecto a la reforma eléctrica. Sin embargo, la semana pasada durante la discusión del paquete económico, el coordinador priista en la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, lanzó el primer amago a los morenistas de cara al debate energético. “No olvide esa mayoría que solo votó por ustedes el 48%, que las oposiciones, incluyendo los de otros partidos, tenemos el 52% de los votos. Que si ustedes (Morena y sus aliados) son más diputados es por una ficción que se llama sobrerrepresentación, pero que los mexicanos no les dieron la mayoría ni aquí ni para otras reformas. Así que pedimos respeto para la discusión, si después quieren discutir alguna otra cosa”, dijo entre aplausos de su bancada.

Los legisladores del PAN y del PRD también aprovecharon su tiempo en la tribuna de San Lázaro para reafirmar su rechazo a la reforma eléctrica. El diputado panista, Jorge Triana, aseguró que con la negativa de Morena a negociar el paquete económico estaban condenando a muerte el plan energético emblema de esta Administración. “No sabemos si fue por inexperiencia e inmadurez o fanatismo que desdeñaron cada una de nuestras propuestas de modificación, sin siquiera escucharlas. Así que cuando venga el presidente a pedirles cuentas sobre su reforma energética recuérdenles qué está muerto. Anoten bien la fecha del día de hoy, 14 de noviembre de 2021, porque está muerta la reforma eléctrica de Andrés Manuel López Obrador y la mató la estulticia de los partidos que lo apoyan”, refirió.

En este mismo sentido el legislador perredista, Mauricio Prieto Gómez, afirmó que si el partido en el poder no se abría discutir ninguna de las propuestas de la oposición no podrían avanzar en la discusión eléctrica. “Si aprueban este presupuesto no va a pasar ninguna reforma que presente el Ejecutivo a esta legislatura. Así que vayan viendo, porque hoy seguramente nos van a mayoritear, pero después seguramente nos van a ocupar, y seguramente no van a lograr sacar ninguna reforma del Ejecutivo”, advirtió.

Ni los argumentos de la oposición, ni la aritmética —la reforma eléctrica requiere los votos a favor de dos tercios del Congreso— convencieron a los diputados de Morena y sus aliados para aceptar alguna de las casi 2.000 reservas registradas en el debate del Presupuesto de Egresos para el próximo año. El partido en el Gobierno junto con sus aliados hicieron valer su mayoría y tras cuatro días de discusión y luego de escuchar a más de 400 legisladores fue aprobado el dictamen exactamente en los mismos términos que lo entregó la Secretaría de Hacienda: con más recursos para programas sociales, para Pemex y CFE y menos dinero para los órganos autónomos y el Poder Judicial.

Para Óscar Ocampo analista del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO), la cerrazón de la bancada morenista complicará aún más el debate y eventual aprobación de la reforma eléctrica. “La posición del PRI sigue siendo ambigua, pero definitivamente la forma en cómo se aprobó el presupuesto de egresos, sin ningún cambio, no ayuda. Sigue siendo muy complicada la aprobación de esta iniciativa y lo que pasó con la votación del Presupuesto de Egresos la complica aún más, la votación de la reforma eléctrica está aún más cuesta arriba”, concluye.

El presidente Andrés Manuel López Obrador criticó la posición del priismo sobre la reforma eléctrica este lunes durante su conferencia matutina. “Si (los diputados del PRI) no aprueban la reforma eléctrica pues van a terminar de demostrar que no representan al pueblo, que representan a las empresas extranjeras y a los que han hecho jugosos negocios al amparo del poder público. Van a afianzarse, si no aprueban la reforma eléctrica, como buenos salinistas y van a terminar de darle la espalda, no solo al general Cárdenas, al presidente López Mateos. No es un asunto de toma y daca, los principios y la dignidad no tienen precio, no se negocian. Es lamentable que un partido que surge de un movimiento revolucionario termine como defensor de saqueadores, dándole la espalda al pueblo”, zanjó.

Desde octubre pasado el mandatario había asegurado que los presupuestos no entrarán en la negociación por la reforma eléctrica, una postura que visto los resultados siguieron al pie de la letra los legisladores de Morena y sus aliados. Sin embargo, en la práctica, el partido en el Gobierno aún debe buscar desbloquear el apoyo de un sector del PRI si es que pretende que esta reforma constitucional se concrete. Este último escenario ahora se vislumbra mucho más difícil de alcanzar tras la aprobación de un paquete económico de espaldas a la oposición.

Leave a Reply

Your email address will not be published.